Por Natalie Obiko Pearson.

A Frank Giustra le gusta ver algo grande donde otros solo ven algo pequeño.

El último objetivo del magnate minero canadiense es una parcela subterránea de tierra roja en el suroeste de México. En enero su nuevo emprendimiento, Leagold Mining Corp., compró la mina Los Filos a Goldcorp Inc. por US$350 millones. No fue el hoyo a cielo abierto que producía más de 200.000 onzas del metal precioso lo que llamó su atención, sino el depósito sin explotar que se extiende aproximadamente 600 metros por debajo.

“Simplemente lo miramos y pensamos: ’Esto es una joya’”, dijo Giustra, de 59 años, en una entrevista en su oficina en el centro de Vancouver, donde una pintura del perro azul de George Rodrigue cuelga en la entrada. El plan es usar Los Filos para construir “un importante productor de oro en los próximos dos, tres, cuatro años”, dice. “A menos que el mundo cambie drásticamente, creo que lo lograremos”.

Giustra tiene un historial de encontrar el brillo en medio del polvo. Ha utilizado lo que él llama un modelo de crecimiento por adquisiciones para construir Endeavor Mining Corp., así como un predecesor de Goldcorp, que ahora es uno de los mayores productores de oro y el mayor accionista de Leagold. En su tiempo libre, fundó Lions Gate Entertainment Corp., que hoy es uno de los mayores estudios independientes del mundo.

Finca de olivares

Giustra ahora dedica alrededor del 20 por ciento de su tiempo a hacer crecer su riqueza a través de una serie de intereses que van desde una finca italiana de olivares cuyos aceites han sido votados como entre los mejores del planeta, hasta Thunderbird, la productora cinematográfica encargada de la próxima secuela de Blade Runner. Además, Giustra ocupa la mayor parte de su tiempo a la tarea de donar dinero en asociación con Bill Clinton, un amigo cercano, y George Soros.

Leagold, con sede en Vancouver, marca un regreso al sector de los recursos primarios después de un paréntesis de media década, ya que hasta ahora escaseaba el financiamiento para nuevos proyectos en medio de una prolongada caída de las materias primas. Desde principios de 2016, Giustra también ha adquirido participaciones en NewCastle Gold Ltd. y Sandspring Resources Ltd., que están desarrollando minas de oro en California y Guyana, y Lithium X Energy Corp., empresa dedicada a recuperar el metal usado en baterías de coches eléctricos en Argentina y Nevada.

“El oro, entre todas las cosas generadoras de dinero que hago, es mi favorito y el que entiendo mejor”, dice Giustra.

Entre sus intereses empresariales, Leagold es el que actualmente recibe su mayor atención.

Su depósito Los Filos en el estado de Guerrero, México, es el doble del tamaño de los activos que lanzaron el precursor de Endeavor y Goldcorp –Wheaton River Minerals Ltd.–, dice.

Los Filos produjo 231.000 onzas de oro en 2016 con un costo general de mantenimiento de US$878 la onza, según la compañía. Enterrado debajo de sus dos fosas a cielo abierto está El Bermejal, un depósito subterráneo que podría producir un adicional de 1,39 millones de onzas durante ocho años a aproximadamente la mitad del costo, o sea a US$439 por onza. Esto se debe a que solo se necesita construir una rampa para explotar las reservas de El Bermejal. Todo lo demás ya se ha construido para Los Filos. El Bermejal comenzará a producir en 2019, según Giustra.

Póngase en contacto con nosotros y contrate nuestro servicio Bloomberg Professional.