Por Javiera Quiroga.

El banco central de Chile recortó su tasa de interés de política monetaria por segunda vez este año en momentos en que la inflación se mantiene por debajo de la meta. Al mismo tiempo, la institución indicó que podría reducir aún más los costos de préstamos.

Las autoridades, lideradas por el presidente del banco, Mario Marcel, redujeron la tasa de referencia un cuarto de punto a 3 por ciento el jueves, según lo pronosticado por 24 de los 25 economistas encuestados por Bloomberg. Un analista esperaba que el banco mantuviera los costos de los préstamos sin cambios. El banco moderó el sesgo de política expansionista que introdujo en diciembre.

“El corte fue bastante anunciado en la reunión de febrero y las actas”, dijo Miguel Ricaurte, economista jefe de Banco Itaú Chile en Santiago. “El hecho de que mantuvieran el sesgo significa que hay espacio para al menos un corte más”.

La semana pasada, Marcel dijo que los responsables de la política monetaria necesitaban flexibilizar aún más la política monetaria, tras recortar las tasas por primera vez en más de dos años en enero. El crecimiento más débil a finales del año pasado ha dado lugar a la mayor holgura de la economía desde 2011, dijo Marcel, aliviando la presión sobre inflación que se ha mantenido por debajo del objetivo de 3 por ciento durante los últimos cinco meses. Lo que no estaba claro, es cuánto bajarán las tasas.

Los operadores anticipan que la tasa de referencia caerá a 2,75 por ciento en seis meses, antes de volver a subir a 3 por ciento en un año, según la última encuesta realizada por el banco central.

Cristobal Gamboni, economista sénior de BBVA en Santiago, dice que la tasa caerá tan bajo como 2,5 por ciento antes de la segunda mitad de este año, mientras que el director del banco central Joaquin Vial insinuó en una entrevista en febrero que no bajaría por debajo de 3 por ciento durante ese período.

Las autoridades están observando la inflación de cerca. El crecimiento de los precios se desaceleró a 2,7 por ciento en febrero frente a 2,8 por ciento del mes anterior y permanecerá “algo” por debajo de la meta de este año, dijo Marcel la semana pasada. La inflación subyacente, que excluye alimentos y combustible, caerá tan bajo como 2 por ciento en los próximos meses, de 5,7 por ciento en agosto de 2015, señaló.

Marcel también dijo que el banco ve una perspectiva económica más favorable para Chile en la segunda mitad del año. Las autoridades tendrán nuevas previsiones para el Producto Interno Bruto y la inflación para este año y 2018 el 3 de abril.

Póngase en contacto con nosotros y contrate nuestro servicio Bloomberg Professional.