Por Matthew Leising y Brian Louis.

Bitcoin necesita a “Downtown” Josh Brown más de lo que él necesita a bitcoin. Brown, máximo responsable de Ritholtz Wealth Management y autor de un popular blog de finanzas, siempre ha sido escéptico con respecto a la moneda digital. Finalmente compró algunas, dijo, “porque esta maldita cosa no va a desaparecer”.

No obstante, Brown, que participa en la gestión de US$500.000 millones, no es en realidad un converso todavía, especialmente en lo que se refiere a las medidas de seguridad en las casas de cambio bitcoin. Investigó a varias antes de comprar sus bitcoins en Coinbase Inc. y no me quedé admirado, dijo en una entrevista. “No creo que ningún servicio sea más seguro que otro. Es prematuro declarar a alguno como el JPMorgan de bitcoin. No creo que eso exista”.

Estas preocupaciones constituyen el mayor obstáculo al crecimiento en el mercado de criptodivisas como bitcoin o ether, la segunda más grande. Si bien los inversores se sienten atraídos por sus aumentos de precio y su volatilidad, las entidades más grandes se resisten a dar el paso, lo cual genera más preocupaciones sobre la liquidez. El desafío para casas de cambio como Coinbase y Gemini Trust Co. es persuadir a los grandes actores financieros de que el mercado de US$121.000 millones correspondiente a los activos digitales cumple con los estándares del siglo XXI.

Los peligros son evidentes. El 21 de junio, ether se desplomó hasta 10 centavos desde US$317,81 en las operaciones de Coinbase. La causa fue una única operación por US$12,5 millones –una de las más grandes en la historia– que provocó más ventas. Todo sucedió en sólo 45 milisegundos, después de lo cual los algoritmos informáticos comenzaron a comprar, haciendo volver los precios a US$300 en el plazo de 10 segundos. Algunas casas de cambio de monedas digitales colapsaron o los fondos de los clientes desaparecieron. Todo lo cual ahuyenta justamente a los inversores que las casas de cambio necesitan para tener éxito.

Cumberland Mining, una división de la firma de negociación de alta frecuencia DRW Holdings LLC con sede en Chicago, gestiona muchas órdenes grandes en forma privada “porque las casas de bolsa y otros mercados no pueden manejar ese tipo de liquidez o no tienen ese tipo de liquidez”, dijo Bobby Cho, operador de criptodivisas en Cumberland. “El mercado está tan fragmentado que la liquidez también lo está”.

El núcleo de la negociación de bitcoins es la cadena de bloques, lo que se denomina un libro de cuentas distribuido que también se promociona, en forma estentórea y a menudo, como una panacea para los mercados que aceleraría la compensación, eliminaría demoras costosas por operaciones en disputa y reduciría los costes de capital para los bancos. Pero a veces, la publicidad supera a la realidad.

Cuando Brown compró su bitcoin, no sabía que la compra no estaba protegida en la cadena de bloques, que sólo se mantenía internamente en Coinbase. Esto ejerce sobre los mercados la presión adicional de mantener la seguridad para frustrar a hackers y a ladrones. Cuando Brown escribió sobre la compra de bitcoin en su blog, “Me gritaron ‘¡Coinbase no es para guardar!’” En respuesta, un amigo lo ayudó a crear un monedero que está protegido por la cadena de bloques para dejar su bitcoin.

Póngase en contacto con nosotros y contrate nuestro servicio Bloomberg Professional.